sexta-feira, 24 de julho de 2009

Fábrica cerrada: Ocupar, resistir , produzir!!!



“Discusiones, avances y contraposiciones: la experiencia de la autopartista Mahle en Argentina”
Por Valéria Mutuberria

El 24 de abril de 2009, la fábrica de autopartes Mahle ubicada en la ciudad de Rosario provincia de Santa Fe, fue tomada por sus 500 trabajador@s. La toma tuvo como finalidad la preservación de las fuentes de trabajo. Las acciones de recuperación por parte de sus trabajador@s comenzaron cuando los propietarios de la multinacional de propiedad alemana y brasileña, informaron el cierre de la fábrica, luego de varios meses de suspensión de las jornadas de trabajo por distintos mecanismos.
A diferencia de otras experiencias de empresas recuperadas, el caso Mahle tiene la particularidad de ser propiedad de capitales extranjeros. Es una empresa que emplea gran cantidad de fuerza de trabajo y es proveedora de importantes empresas automotrices como ser Volkswagen, Audi, BMW, Toyota, Ford, General Motors, entre otras. Además, un importante porcentaje de su producción se exporta principalmente a Estados Unidos y Europa.
Por otro lado, esta experiencia fue mediáticamente conocida por la intervención de distintas instancias gubernamentales (Ministerio de Trabajo de Nación, Ministerio de Trabajo de Santa Fe, Municipio de Rosario, entre otros) para hallar soluciones y reiniciar las actividades de producción. Una de las críticas recibidas por el gobierno en algunos medios de comunicación es el aprovechamiento de la situación de Mahle por las instituciones estatales, dada la cercanía de las elecciones legislativas del 28 de junio de 2009.
Durante los meses que sucedieron a la toma de la fábrica, varias fueron las empresas privadas asociadas al rubro que pronunciaron interés por adquirir las instalaciones, pero las negociaciones resultaron un fracaso. Frente a esta situación, hace unos pocos días, el gobierno anunció públicamente que están evaluando alternativas que contribuyan a garantizar la continuidad de las fuentes de trabajo. Una posible solución que se está evaluando es la creación de un fideicomiso financiero.
En este marco de acción, el gobierno, l@s trabajador@s y los gremios, están en proceso de redefinición de actividades para retomar la producción.
Sin embargo, la incertidumbre continúa.

Nenhum comentário: